Back to top


Mitos sobre el seguro contra inundaciones: Lo que necesitas saber

Publicado: julio 2019

Cuando se habla de inundaciones y del seguro contra inundaciones, a menudo hay ideas erróneas. Es importante saber que cualquier propiedad se puede inundar en algún momento y que casi todos se podrían beneficiar de tener una póliza de seguro contra inundaciones. Esta es la verdad detrás de nueve mitos del seguro contra inundaciones.

Sand bag barrier near floodwater.

Puedes contar con un agente local.

Un agente de Allstate puede responder preguntas sobre coberturas y ayudarte a encontrar formas de proteger lo que más te importa.

Encuentra un agente

Mito n.o 1: El seguro para dueños de casa cubre daños causados por inundaciones

Aunque el seguro de casa estándar podría ayudar a cubrir algunos tipos de daños por agua, normalmente no cubre el daño por inundaciones, dice la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA). Para tener protección contra inundaciones, debes obtener una póliza de seguro contra inundaciones separada.

Mito n.o 2: Solo necesito seguro contra inundaciones si vivo en una zona de inundación

Todas las propiedades están en una zona de inundación y cualquier propiedad se puede inundar. Aunque tu vivienda esté en un área de riesgo bajo o moderado de inundaciones, FEMA señala que es cinco veces más probable que se inunde a que se incendie en un periodo de 30 años. De hecho, según FEMA, más del 20 por ciento de los reclamos de seguro contra inundaciones son de propiedades que no están en zonas de alto riesgo de inundaciones.

Si vives en una comunidad que participa en el Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones (NFIP), es recomendable que consideres obtener un seguro contra inundaciones aunque no estés en una zona de alto riesgo de inundaciones. Si tu comunidad no participa en el NFIP, podrás comprar una póliza contra inundaciones de una aseguradora privada.

Mito n.o 3: Solo los dueños de casa pueden obtener un seguro contra inundaciones

No es necesario ser propietario de una vivienda unifamiliar para calificar para el seguro contra inundaciones, dice FEMA. El seguro contra inundaciones está disponible para inquilinos que quieren proteger sus bienes personales. La póliza de seguro contra inundaciones también la pueden obtener los dueños de propiedades comerciales que quieren proteger la estructura de sus empresas y sus contenidos.

Mito n.o 4: Debo esperar a la temporada de lluvias para obtener seguro contra inundaciones

Algunas personas no piensan en el seguro contra inundaciones hasta que el nivel del agua empieza a subir y amenaza con afectar su área, pero siempre es bueno ser proactivo cuando se trata de comprar una póliza de seguro contra inundaciones. Esto se debe a que, en muchos casos, hay un periodo de espera de 30 días antes de que la póliza de seguro contra inundaciones entre en vigencia. Considera obtener el seguro contra inundaciones durante las condiciones secas, para que esté disponible si sufres daños por inundaciones más adelante.

Mito n.o 5: Las inundaciones menores no causan mucho daño

Aun las pequeñas inundaciones pueden causar daños significativos a una vivienda y sus contenidos. Tan solo una pulgada de agua en una casa puede causar más de $25,000 en daños, según FloodSmart.gov, y el promedio de los reclamos de personas que tienen seguro contra inundaciones es de $30,000.

Mito n.o 6: El seguro contra inundaciones cubre el 100 % de los daños

Al igual que otros tipos de seguro, las pólizas contra inundaciones tienen límites. Una póliza estándar de seguro contra inundaciones ofrece hasta $250,000 en cobertura para la estructura de una vivienda unifamiliar o unidad de condominio, y hasta $100,000 en cobertura para bienes, dice FEMA. Cuando compras una póliza de seguro contra inundaciones, puedes optar por comprar uno o ambos tipos de cobertura.

Los dueños de propiedades comerciales normalmente tienen la opción de comprar seguros con límites de cobertura más altos. FEMA indica que una póliza comercial de seguro contra inundaciones generalmente ofrece hasta $500,000 en cobertura para la estructura y hasta $500,000 por los contenidos del negocio.

Mito n.o 7: Si mi casa se inunda, la asistencia del gobierno paga las reparaciones

En algunos casos, se dan fondos federales de asistencia por desastres a las víctimas de inundaciones. Sin embargo, es bueno entender cómo podrían ayudar estos fondos. Los fondos federales de asistencia por desastres solo se ofrecen si el presidente declara un desastre, explica FEMA, y menos de la mitad de las inundaciones son declaradas desastres federales. En los casos en que se declara un desastre, la asistencia federal por desastre normalmente es de unos $5,000. Esta asistencia suele darse en forma de un préstamo a bajo interés que debe reembolsarse, dice FEMA.

En cambio, el seguro contra inundaciones generalmente proporciona una cobertura significativamente mayor, y el dinero que los asegurados reciben de los reclamos aprobados no se necesita reembolsar.

Mito n.o 8: Los mapas de inundaciones no cambian

Un mapa de inundaciones muestra el riesgo de una comunidad a las inundaciones, y el riesgo de una propiedad puede cambiar con el tiempo, dice FloodSmart.gov. El crecimiento y expansión de una comunidad puede contribuir a estos cambios. A medida que se construyen más edificios y se reducen los espacios verdes, no necesariamente se actualizan los drenajes en forma acorde a la cantidad extra de cemento y asfalto. Factores adicionales, como las condiciones climáticas o los incendios forestales, también pueden influir en los cambios en el mapa de inundaciones de un área. Es una buena idea monitorear el riesgo de inundaciones de tu área para estar al tanto de cualquier cambio que pueda ocurrir.

Mito n.o 9: Las zonas de inundación anual de 100 solo se inundan una vez cada cien años

Este término normalmente es malinterpretado, ya que no significa que las inundaciones ocurrirán solo una vez cada 100 años. Significa, en cambio, que un área en una zona de inundación anual de 100 tiene una probabilidad de inundación de 1 en 100 en cualquier año dado, dice FEMA. Así que, aun cuando una propiedad ubicada en una zona de inundación anual de 100 se inundó el año pasado, tiene la misma probabilidad de que suceda nuevamente este año.

El conocimiento y la preparación son claves al abordar el daño potencial por inundaciones. Si entiendes cómo funciona el seguro contra inundaciones y cómo te podría beneficiar, estarás mejor preparado en caso de que sufras una inundación.

TAMBIéN TE PODRíA INTERESAR:

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés.

Este contenido tiene exclusivamente propósitos informativos y puede no aplicarse a todas las situaciones.

Sujeto a los términos, las condiciones y la disponibilidad del Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones. El Programa Nacional de Seguro contra Inundaciones (NFIP, por sus siglas en inglés) es administrado por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), una agencia del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés). Las políticas contra inundaciones del NFIP están suscritas por el gobierno federal y son vendidas y administradas por aseguradoras privadas como Allstate a través del programa Write Your Own (WYO). © 2019 Allstate Insurance Company, Northbrook, IL.
ECC Monitor: OK