Recupera tu cotización guardada

Ad Widgets

Contenido principal
El Blog de Allstate | Todos los días la paz de la mente

Vehículos cuatro por cuatro: qué tipo de tracción usar y en qué situaciones

Al conducir sobre pavimentos resbaladizos, carreteras de grava, o cubiertas de nieve o de terracería, un vehículo de tracción en las cuatro ruedas te puede ayudar a seguir avanzando, a diferencia de un vehículo de tracción de dos ruedas que puede salirse de la carretera o quedarse atascado. Esto plantea la… Allstate https://i1.wp.com/espanol.allstate.com/blog/wp-content/uploads/2013/09/4x4-iStock.jpg?fit=1698%2C1131&ssl=1
Carro de 4x4

Al conducir sobre pavimentos resbaladizos, carreteras de grava, o cubiertas de nieve o de terracería, un vehículo de tracción en las cuatro ruedas te puede ayudar a seguir avanzando, a diferencia de un vehículo de tracción de dos ruedas que puede salirse de la carretera o quedarse atascado. Esto plantea la siguiente pregunta: ¿En qué situaciones es mejor usar las diferentes modalidades de la tracción cuatro por cuatro?

Estas recomendaciones te ayudarán a evitar que tu camioneta se quede atascada en una zanja.

Recibe una cotización rápida y personalizada hoy mismo.

Marcha larga (4H)

En la tracción de gama alta 4H puedes viajar a cualquier velocidad normal. Utiliza este tipo de tracción al conducir en autopistas con carreteras en malas condiciones: si están mojadas o cubiertas de hielo o nieve, por ejemplo. También es buena para carreteras planas con gravilla suelta, arena abarrotada o lodo. En pocas palabras, la tracción 4H se usa para conducir a velocidades normales cuando necesitas tracción adicional, según Popular Mechanics*.

Marcha corta (4L)

La tracción de gama baja 4L se usa en situaciones complicadas: para conducir en pavimentos con gran cantidad de arena, nieve y lodo; cruzar agua; trepar rocas; y subir o bajar colinas. Cuando uses la tracción 4L, mantén una velocidad baja (de menos de 40 mph), ya que no hay un mejor agarre, sino que solo aplicas una mayor torsión a ese agarre. Esta modalidad de tracción está diseñada para una tracción y potencia máximas, las ruedas en la tracción 4L giran más lentamente que en la tracción 4 H, indica Popular Mechanics.

Tracción integral automática (AWD)

Esta utilidad moderna te permite despreocuparte por completo luego de seleccionarla. Si activas esta modalidad, el vehículo controla la tracción de la llanta mientras está en la tracción de dos ruedas y cambia automáticamente a la tracción de cuatro ruedas cuando una de ellas empieza a resbalar. Activa esta modalidad en superficies irregulares cubiertas de nieve o hielo, o en cualquier otra combinación de condiciones en las que una llanta puede resbalar en forma repentina. Hay dos tipos de tracción integral o AWD: tracción integral de tiempo parcial o automática, como se menciona anteriormente; y tracción integral permanente, que trasmite potencia a las cuatro ruedas, pero carece de la torsión de gama baja de la tracción 4L, según Edmunds*.

Recomendaciones importantes a tener en cuenta

Nunca debes usar la tracción en las cuatro ruedas en superficies estables y secas, ya que eso dañaría el tren de transmisión de tu vehículo. También recuerda que la tracción en las cuatro ruedas proporciona mayor torsión* y pone todas las llantas en movimiento, pero no te ayuda a detener el vehículo. Conduce siempre a velocidades que te permitan detenerte con seguridad, sin importar qué tan bien estés avanzando.

Para cambiar de la tracción de dos ruedas a la tracción total automática o a la tracción 4H, puedes hacerlo sobre la marcha o mientras conduces a velocidad normal. Sin embargo, para activar o desactivar la tracción 4L, probablemente tengas que detenerte y esperar a que la luz indicadora deje de parpadear.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés