Recupera tu cotización guardada

También te podría interesar

Ad Widgets

Contenido principal
Qué hacer si tus llantas se revientan minetras conduces | Allstate

Qué hacer si se te revienta una llanta mientras conduces

November 11, 2019 Imagínate que un profesor diga: “Para pasar el curso no debes hacer nada”. Eso es exactamente lo que le dije a los más o menos 1,500 conductores a quienes enseñé cómo manejar de manera segura una llanta reventada. Que se te reviente una llanta puede ser aterrador, y resistir la… Allstate https://espanol.allstate.com/blog/wp-content/uploads/2013/07/Tire-that-burst_Getty_resized.jpg
Lllanta pomchada

Imagínate que un profesor diga: “Para pasar el curso no debes hacer nada”. Eso es exactamente lo que le dije a los más o menos 1,500 conductores a quienes enseñé cómo manejar de manera segura una llanta reventada.

Que se te reviente una llanta puede ser aterrador, y resistir la necesidad de hacer algo puede ser difícil, pero la práctica hace al maestro, así que puse a mis alumnos a prueba.  Con un estudiante detrás del volante y yo sentado al lado, simulamos un reventón o la separación de la banda de rodadura del neumático.

Hicimos esta demostración en casi todo tipo de vehículo, incluyendo un SUV, una minivan y un camión de 18 llantas, y nadie perdió el control. Así que esto es lo que debes hacer si una de tus llantas se revienta mientras conduces (y para pasar el curso).

Recibe una cotización rápida y personalizada hoy mismo.

Selecciona Un Tipo De Cobertura

Cómo afrontar de manera segura el reventón de una llanta

Si el conductor conduce en línea recta sobre su carril y simplemente permite que la llanta desinflada reduzca la velocidad del vehículo a menos de 30 mph, obtiene una calificación de “B”. Esto esencialmente es “no hacer nada”, y es una manera segura de reaccionar cuando se revienta una llanta.

Sin embargo, para obtener una “A” debes actuar de forma contraria a la intuición y presionar el acelerador por un breve instante después del reventón. Debido al arrastre de la llanta reventada, incluso un auto deportivo en velocidad alta no aumentará velocidad. Presionar el acelerador hace dos cosas. Primero, estabiliza el vehículo en tu carril. Segundo, pero igual de importante, te ayuda a enfocar la mente y a evitar que gires o frenes mientras intentas recordar qué hacer. Para cuando tu cerebro encuentre la respuesta, probablemente habrás reducido tu velocidad casi lo suficiente como para salirte de la carretera de manera segura. (A diferencia de las pistas de carreras, donde los reventones ocurren con frecuencia en las curvas, las llantas frecuentemente se revientan en viajes largos, en tramos rectos de carretera).

Qué no hacer si se te revienta una llanta

No pasarás el curso si giras el volante incluso ligeramente después de un reventón o separación de la banda de rodadura. Esto es particularmente cierto si giras en la dirección contraria de la llanta baja trasera. (Por ejemplo, no intentes salirte al costado derecho de la carretera después de que se reviente tu llanta izquierda trasera). Un giro leve hará que el vehículo gire más rápido. Sé esto por experiencia, ya que yo siempre era seleccionado para intencionalmente conducir incorrectamente tras un reventón para videos y pruebas. (Mi evaluación de rendimiento incluía un número mínimo de veces para decir: “Vean esto”).

Qué puede causar un reventón

El mal mantenimiento de las llantas es uno de los factores de un reventón potencial, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA). Asegúrate de que tus llantas estén infladas correctamente, y haz que sean rotadas y balanceadas conforme al manual del propietario. Conducir con llantas desinfladas* puede ser especialmente dañino ya que los componentes de la llanta pueden doblarse más allá de lo que están diseñados para soportar. Con el tiempo, las llantas se pueden debilitar y fallar. También hay otros factores que potencialmente podrían resultar en reventones, como sobrecargar el vehículo, caer en un bache o el calor. 

Evitar reventones

La mejor manera de evitar reventones es mantener tus llantas infladas al nivel adecuado de presión. Revisa la presión de tus llantas una vez al mes. Ajusta la presión a lo recomendado por el fabricante del vehículo, lo cual puedes encontrar en una pegatina en el interior de la puerta del conductor o en el manual del propietario. También debes inspeccionar visualmente tus llantas buscando grietas, protuberancias o señales de desgaste, dice la NHTSA. Y si notas que las llantas no funcionan tan bien, vibran o hacen ruido, haz que un profesional las inspeccione.

Para manejar correctamente un reventón, mantén el volante recto, espera a que el vehículo disminuya la velocidad y sigue el consejo de los británicos de 1939: mantén la calma y continúa. 

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés.