Recupera tu cotización guardada

También te podría interesar

Ad Widgets

Contenido principal
Errores financieros comunes que se debe evitar | Allstate

Evita estos errores financieros comunes

November 18, 2019 Ya sea que estés empezando tu carrera o que ya estés bien establecido, siempre hay desafíos financieros potenciales, desde poder pagar un primer departamento mientras pagas tus préstamos estudiantiles, hasta ahorrar para la jubilación. Es importante establecer buenos hábitos, o podrías terminar viviendo al día en vez cumplir con tus… Allstate https://espanol.allstate.com/blog/wp-content/uploads/2019/04/Man-typing-on-calculator-and-laptop_Getty_resized.jpg
Hombre con calculadora

Ya sea que estés empezando tu carrera o que ya estés bien establecido, siempre hay desafíos financieros potenciales, desde poder pagar un primer departamento mientras pagas tus préstamos estudiantiles, hasta ahorrar para la jubilación. Es importante establecer buenos hábitos, o podrías terminar viviendo al día en vez cumplir con tus metas financieras.

Establecer prioridades y evitar incluso los errores financieros que aparentan ser pequeños puede ayudarte a ahorrar con el tiempo. Estos son ocho errores financieros comunes que debes evitar:

1. Gastarte todo tu sueldo

Sin importar cuánto ganes, gastarlo todo significa que nunca podrás ahorrar. Forbes* recomienda establecer transferencias automáticas desde tu cuenta corriente. El dinero irá directamente a la cuenta que elijas, como una cuenta de ahorros, y verás como aumenta tu saldo en poco tiempo. Si tu empresa ofrece un plan 401(k), es posible que también te puedan debitar regularmente tus contribuciones directamente de tu sueldo.

Recibe una cotización rápida y personalizada hoy mismo.

Selecciona Un Tipo De Cobertura

2. No tener un fondo de emergencias

La vida está llena de sorpresas caras, y por eso debes tener un fondo de emergencia*. Es una buena idea tener de tres a seis meses de ahorros para gastos inesperados, dice la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera*.  Puedes realizar depósitos al fondo con regularidad, pero solo deberías hacer un retiro en caso de una emergencia, como para reparar la calefacción cuando se dañe o para pagar facturas del doctor después de una enfermedad. Tener este dinero apartado significa que podrás cubrir estos gastos sin afectar tu presupuesto.

3. Olvidarte de los gastos pequeños

Puede ser fácil olvidar incluir los pequeños gastos diarios en la máquina expendedora o cafetería en tu presupuesto. Sin embargo, estos se acumulan, dice The Balance*. Considera monitorear y tomar nota de lo que gastas, dice The Balance, para saber cuánto suman estos pequeños gastos. Así podrás determinar si deberías reducir este tipo de gastos.

4. Posponer el ahorro para la jubilación

Si falta mucho para tu jubilación, puede ser difícil enfocarse en ahorrar ahora. Pero mientras más temprano empieces a ahorrar, es mejor, dice DaveRamsey.com*. Empieza invirtiendo en un plan de jubilación por medio de tu trabajo, en especial si tu empleador hace aportaciones equivalentes. Si tu empleador no ofrece un plan, habla con un profesional financiero sobre establecer un fondo de jubilación.

5. No seguir un presupuesto

Sin un presupuesto, ¿sabes realmente a dónde se va tu dinero? Incluso si te sobra dinero a fin de mes, la bloguera financiera Paula Pant* señala que probablemente no estés ahorrando tanto como podrías. Establecer y apegarte a un presupuesto te puede ayudar a alcanzar tus metas financieras.

6. Tener un saldo en la tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito ciertamente pueden ser útiles, pero no pagar el saldo completo cada mes aumenta tus gastos. No solo pagarás el costo de lo que cargaste a la tarjeta, probablemente también pagarás intereses a la empresa de tarjeta de crédito. Lleva el control de cuánto has cargado a la tarjeta, y evita costos extra pagando la factura completa cada mes.

7. Tener miedo de invertir

Si tienes dudas en invertir tu dinero por las bajas en el mercado podrías estar perdiendo ganancias a largo plazo, dice Forbes*. Desde ahorrar para la universidad hasta prepararte para la jubilación, un profesional financiero te puede ayudar a establecer un plan de inversión con el que estés cómodo. Ellos pueden ayudarte a elegir inversiones con base en tus metas a largo plazo y tu tolerancia al riesgo.

8. Gastarte tu aumento

Cuando obtienes un aumento, puede ser tentador gastarte ese dinero. En vez de eso, considera ahorrar la diferencia entre tu sueldo antiguo y el nuevo, dice Business Insider*. Como no estás acostumbrado a tener ese dinero, no te hará falta. Pon el dinero “extra” en tu cuenta de ahorros o aumenta tus contribuciones a tu 401(k). Business Insider dice que otra opción es depositar tu aumento en un fondo de emergencia para que estés preparado para gastos inesperados que son parte de la vida.

Hasta los cambios pequeños pueden marcar una gran diferencia en tus finanzas. Establece tus prioridades, evita traspiés comunes y en poco tiempo estarás en camino de alcanzar tus objetivos financieros.