Recupera tu cotización guardada

También te podría interesar

Ad Widgets

Contenido principal
Cómo vender un auto | Blog de Allstate

Consejos para vender tu auto

Si ya no quieres o no necesitas tu auto, quizás te preguntes qué opciones tienes para venderlo. Estos son algunas cuestiones a considerar al momento de vender tu auto. Vende tu auto en privado Si vendes tu auto en privado lo harás de forma directa con el comprador. Contrario a… Allstate https://i1.wp.com/espanol.allstate.com/blog/wp-content/uploads/2011/07/Two-people-shaking-hands-over-car-deal_Getty_cropped.jpg?fit=1200%2C782&strip=all&ssl=1
Dando llaves de auto

Si ya no quieres o no necesitas tu auto, quizás te preguntes qué opciones tienes para venderlo. Estos son algunas cuestiones a considerar al momento de vender tu auto.

Vende tu auto en privado

Si vendes tu auto en privado lo harás de forma directa con el comprador. Contrario a lo que sucede con un concesionario, hay pocos gastos indirectos o acaso ninguno cuando vendes tu auto en privado. De acuerdo con Consumer Reports* si evitas el concesionario, puedes obtener un precio mayor. Pero debes tener en cuenta que puede requerir mayor esfuerzo de tu parte. Si eliges vender tu auto tú mismo, considera los siguientes pasos básicos.

Recibe una cotización rápida y personalizada hoy mismo.

Determina el valor

Según  Kelley Blue Book o KBB, primero necesitas reunir información sobre el auto: el título de propiedad, los registros de mantenimiento y el documento original de venta. Los documentos de la venta pueden ayudarte a recordar todas las características del auto, las cuales pueden modificar su valor. Luego puedes consultar alguna fuente, como Edmunds* o KBB*, para determinar el precio de tu auto y obtener estimados tanto de su valor por venta en concesionario como de su valor por venta en privado.

Prepara tu auto antes de mostrarlo

Una vez que hayas decidido el precio que pedirás por tu auto, prepáralo para mostrarlo a potenciales compradores. Edmunds sugiere que un mecánico revise el auto* y te entregue un informe del estado en que se encuentra. Además, haz las reparaciones que necesite y completa la rutina de mantenimiento.

Es recomendable tener disponibles el título del vehículo y los registros de mantenimiento. Los posibles compradores pueden querer saber acerca de las reparaciones hechas o tener un comprobante de su rutina de mantenimiento. Cuando finalmente hagas la venta, tendrás que transferir el título del vehículo a su nuevo propietario.

Edmunds recomienda una limpieza del auto completa — interior y exterior. Lava el exterior*, incluyendo las cubiertas de rueda y las llantas. Aspira el interior, limpia el tablero  y lava las ventanillas. Edmunds también recomienda pedir un informe del historial de tu auto usando el número de identificación de tu vehículo.

Anuncia tu auto

Una vez que esté limpio y hayas puesto todo en orden, es tiempo de correr la voz. Consumer Reports sugiere probar con sitios de venta en línea, un aviso clasificado en el periódico local y, por supuesto, un cartel de “se vende” en la ventanilla de tu auto. Para Edmunds es importante no olvidar las redes sociales y la recomendación verbal. Alguien que conoces puede tener un amigo o familiar que busca el tipo de auto que vendes.

Muestra tu auto

Una vez que comiences a recibir llamadas y correos electrónicos de potenciales compradores, tendrás muchas respuestas que dar. Plantéate algunas preguntas e intenta descartar a aquellos compradores que no estén verdaderamente interesados en tu auto. KBB te sugiere pedirle el nombre completo al interesado y comunicarle las formas de pago que aceptas antes de arreglar una cita para enseñarle tu auto. Para Edmunds, si no te sientes cómodo con un potencial comprador, no deberías hacer negocios con él. No olvides que los compradores también están evaluándote. Responde las preguntas sobre tu vehículo con honestidad.

Finaliza la venta

Ya encontraste al comprador. ¿Y ahora qué? Una vez que el comprador realice el pago (el dinero en efectivo o el cheque de caja o certificado son las formas de pago habituales según Edmunds), necesitas transferir el título del vehículo y su registro. Los requisitos administrativos varían, por eso, es importante que revises con el organismo de transporte de tu estado antes de proceder.

Recuerda contactar a tu agente de seguros para quitar el vehículo de tu póliza de seguro de auto una vez que se completa la venta.

Vender al concesionario de autos

Si no quieres vender el auto tú mismo, hacerlo mediante un concesionario puede ser una buena opción  — en particular si tienes la intención de usar su valor comercial para el pago de otro auto. Aunque es posible que esto requiera menos esfuerzo de tu parte, Edmunds señala que el concesionario puede ofrecerte menos* de lo que obtendrías en una venta privada.

Igualmente, es recomendable que hagas algunas tareas de preparación. CarFax* aconseja limpiar el vehículo, de la misma manera en que lo harías para una venta privada. Edmunds señala que es importante averiguar el valor potencial de tu auto en concesionarios y llevar esa información contigo cuando te dirijas a uno. Es aconsejable obtener el valor estimado de tu vehículo en más de un concesionario para tener varias opciones. Luego puedes aceptar alguna de las ofertas o intentar negociar con la información que obtuviste o el valor de otras ofertas.

Cuando estés listo para desprenderte del auto que ya no necesitas, asegúrate de investigar por adelantado. Conocer el valor del vehículo, hacerle una limpieza a fondo y completar cualquier mantenimiento que necesite te garantizará una buena transacción, ya sea en una venta privada o mediante un concesionario.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés.