Recupera tu cotización guardada

También te podría interesar

Contenido principal
El Blog de Allstate | Todos los días la paz de la mente

Cómo crear un plan de gestión financiera que funcione

March 3, 2020 Tal vez tengas deudas que te gustaría saldar. O tal vez vivas mes a mes, y no tengas idea de cómo estás gastando tu dinero. Tratar de alcanzar una meta financiera sin saber a dónde va tu dinero puede parecerse a intentar llenar un balde con agujeros. Parte de la solución… Allstate https://i1.wp.com/espanol.allstate.com/blog/wp-content/uploads/2017/08/Familia-con-ahorros_iStock-646688522-1.jpg?fit=7360%2C4912&strip=all&ssl=1
Imagen de familia con alcancía en piso de casa

Tal vez tengas deudas que te gustaría saldar. O tal vez vivas mes a mes, y no tengas idea de cómo estás gastando tu dinero. Tratar de alcanzar una meta financiera sin saber a dónde va tu dinero puede parecerse a intentar llenar un balde con agujeros.

Parte de la solución es prestar atención a cada dólar que gastas, lo cual puede ser más sencillo de lo que piensas. Sigue estos consejos para ayudar a administrar mejor tu dinero y mantener tus gastos bajo control:

Monitorea lo que gastas

La idea de monitorear tus gastos es sencilla: cada vez que gastes dinero, anótalo o ingrésalo en una herramienta de presupuesto u hoja de cálculo. Lleva un registro no solo de cuánto gastaste, sino también de lo que adquiriste, la fecha y el lugar donde gastaste el dinero. Esto puede ayudarte a saber a dónde va tu dinero y darte una idea de tus hábitos de consumo, dice la Oficina de Protección Financiera del Consumidor*. (CFPB, por sus siglas en inglés).

Estos son algunos consejos para monitorear tus gastos:

  • Anótalo. Lleva contigo un pequeño cuaderno y escribe a mano cada compra que hagas. The Balance* observa que este método puede ser útil para mantenerte al tanto de tus hábitos de consumo a lo largo de cada día.
  • Utiliza una hoja de trabajo o una hoja de cálculo para tu presupuesto. Esta puede ser una manera fácil de organizar y controlar tus gastos.
  • Utiliza una aplicación o herramienta de monitoreo en línea. Forbes* señala que algunas aplicaciones incluso se conectan a tu cuenta bancaria y proporcionan actualizaciones regulares de tu actividad.
  • Guarda tus recibos. Guarda tus recibos y añade la información a tus registros al final del día o de la semana.

A medida que realizas el seguimiento, el CFPB sugiere que observes si:

  • Hay gastos que te sorprenden o son innecesarios
  • Estás pagando por servicios o suscripciones que nunca o casi nunca utilizas
  • Hay gastos que podrías eliminar, como las tarjetas de crédito con cuotas anuales o un servicio de suscripción
  • Gastas de manera distinta durante la semana que los fines de semana

Después de al menos una o dos semanas de seguimiento, puedes analizar tus gastos y empezar a priorizar. 

Establece un presupuesto

Una vez que hayas determinado cómo vas a gastar tu dinero, es el momento de establecer prioridades y crear un presupuesto mensual*. Empieza por calcular tus ingresos mensuales menos los impuestos, dice DaveRamsey.com*. Resta tus cuentas regulares, como los pagos de hipoteca y las facturas de servicios públicos, y las cuentas trimestrales o anuales, como las primas de seguro. Esto te dará una idea de lo que te queda para gastar en otras necesidades, como la comida, y artículos discrecionales, como el entretenimiento. También considera cuánto te gustaría ahorrar.

Recibe una cotización rápida y personalizada hoy mismo.

Selecciona Un Tipo De Cobertura

Entra en una rutina

Para ayudarte a ajustarte a tu presupuesto, The Balance te recomienda que continúes registrando tus gastos*. Esto te ayudará a comparar lo que realmente gastas con la forma en que planeas gastarlo. Ten en cuenta que puede llevarte algún tiempo adaptarte a un sistema que te sea útil y te ayude a cumplir tus objetivos.

Para mantenerte enfocado en el manejo activo de tus gastos (y ahorros), The Balance recomienda:

  • Revisar tu presupuesto*. Revisar tu presupuesto y tus gastos una vez al mes durante los primeros seis meses puede ayudarte a ajustar tus cálculos originales e identificar dónde puedes recortar algunos gastos.
  • Hacer un balance de tu cuenta corriente cada mes*. Controlar cuáles transacciones quedaron saldadas y cuáles todavía están pendientes proporciona una imagen más precisa de tu saldo actual, dice DaveRamsey.com.
  • Establecer nuevas metas. Si cumpliste tus metas originales o tus finanzas cambiaron, establece nuevas metas para el mes o el año. Para motivación adicional, elige recompensas para ti mismo cuando cumplas con esas metas.
  • Recortar lo que más gastas. Trata de reducir tus gastos en las áreas en las que tiendes a gastar más. Los pequeños cambios, como reducir tu presupuesto mensual de alimentos por unos pocos dólares o cambiar a un plan de telefonía celular menos costoso pueden acumularse con el tiempo.

Administrar tu dinero no tiene por qué ser complejo. Llevar un registro de tus gastos y priorizarlos puede ayudarte a llevar (y mantener) tu presupuesto por buen camino.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés.

También te podría interesar

Agentes de Allstate se encuentran cerca y dispuestos a ayudar

Tu ubicación está configurada para: Cargando...