Recupera tu cotización guardada

También te podría interesar

Ad Widgets

Contenido principal
Cómo hacer tu primer presupuesto | Blog de Allstate

Cómo crear tu primer presupuesto

June 10, 2019 Tanto si acabas de recibir tu primer sueldo como si trabajas desde hace un tiempo, aprender a administrar tu dinero es una de las mejores decisiones para ti. Administrar dinero puede ser difícil, en especial cuando comienzas a pensar en ahorrar para el pago inicial de una casa, para tu jubilación… Allstate https://i2.wp.com/espanol.allstate.com/blog/wp-content/uploads/2019/06/Mujer-haciendo-presupuesto_GettyImages.jpg?fit=2121%2C1414&strip=all&ssl=1
Mujer haciendo presupuesto

Tanto si acabas de recibir tu primer sueldo como si trabajas desde hace un tiempo, aprender a administrar tu dinero es una de las mejores decisiones para ti. Administrar dinero puede ser difícil, en especial cuando comienzas a pensar en ahorrar para el pago inicial de una casa, para tu jubilación o para el pago de seguros. Tomarse el tiempo para elaborar un presupuesto es una buena manera de comenzar.

Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a crear tu primer presupuesto y a tomar decisiones financieras que se ajusten a él.

1. Revisa tus gastos actuales

Comienza por revisar el estado de cuenta de tu banco y el de tus tarjetas de crédito para evaluar tus gastos mensuales y tus ingresos. Según la Oficina de Protección Financiera del Consumidor* es recomendable llevar el control diario de todos tus gastos para decidir qué costos reducir. Por ejemplo, puede que pienses que un café de $3 no es costoso, pero $3 diarios por 365 días supera los $1000 anuales. Al mantener el control de tus gastos, puedes ver incluso cómo las pequeñas compras afectan tu presupuesto (y tu cuenta bancaria) con el tiempo.

Recibe una cotización rápida y personalizada hoy mismo.

2. Considera el presupuesto 50-20-30

Para crear tu primer presupuesto, Forbes te sugiere usar la regla 50-20-30, que consiste en un presupuesto de tres categorías. Para empezar, asigna el 50 por ciento de tus ingresos a los gastos esenciales, tales como la renta, los servicios públicos y las cuentas. Luego, destina el 20 por ciento de tus ingresos a metas financieras, por ejemplo, el ahorro, el pago de una deuda o la inversión. Se puede usar el 30 por ciento restante para gastos discrecionales, como ser restaurantes, vacaciones y otros gastos no esenciales.

Forbes te recuerda que estos porcentajes son el máximo que deberías gastar en cada categoría. Si logras mantenerte por debajo de tu presupuesto, podrás destinar más dinero a tus metas. Además, ten en cuenta que el presupuesto 50-20-30 es solo una opción. Puedes adaptarlo para que se ajuste a tus necesidades o elegir otro plan más adecuado para ti.

3. Enfócate en ahorrar

Ahorrar dinero para imprevistos y para el largo plazo es un elemento clave de los presupuestos exitosos. Tener un fondo para emergencias es una buena idea para enfrentar gastos inesperados, tales como la reparación de tu auto o costos médicos. The Balance* recomienda tener un ahorro equivalente a tus gastos de entre tres y seis meses.

Además, aunque es posible que tu jubilación esté a décadas de distancia, es bueno comenzar a ahorrar tan pronto como puedas. Según Entrepreneur* es recomendable empezar a depositar entre 10 y 15 por ciento de tus ingresos en una cuenta de jubilación antes de cumplir 30 años. (Con el tiempo puedes proponerte asignar el 20 por ciento a tu fondo de jubilación). DaveRamsey.com* sostiene que invertir mediante el plan de jubilación en el trabajo es una manera fácil de guardar dinero, en particular, si tu empleador hace contribuciones equivalentes. Además, puedes lograr que deduzcan tus contribuciones automáticamente de tu pago mensual.

4. Salda tus deudas

Así se trate de una deuda de tarjeta de crédito o de un préstamo universitario, los intereses sobre lo que debes se acumulan con rapidez e incrementan tu deuda. Saldar tus deudas* debe ser una de tus máximas prioridades. De acuerdo con The Balance, reducir y finalmente eliminar tus deudas* permite mejorar tu seguridad financiera, incrementar tu calificación crediticia, y probablemente quitarle algo de estrés a tu vida.

5. Usa herramientas y aplicaciones en línea

Desde la banca electrónica a las aplicaciones para presupuestos, existen muchas herramientas útiles para facilitar el manejo de tus finanzas, desde las operaciones bancarias en línea hasta aplicaciones para crear presupuestos. Forbes señala que algunos de estos programas pueden conectarse a tus cuentas bancarias y proveer actualizaciones y alertas sobre tus gastos.

Elaborar un presupuesto y ajustarse a él no tiene por qué ser una tarea abrumadora. Incorporar buenos hábitos financieros te permitirá mantener el control de tus finanzas.

*La información en el enlace está disponible sólo en inglés.